Una nueva Agrupación para Pablo Atencia

Valora este artículo
(0 votos)

El pasado 21 de julio, la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Málaga comenzaba una nueva etapa en su historia reciente. Pablo Atencia Robledo, delegado de la cofradía de Estudiantes, se convertía en el nuevo presidente de la institución tras vencer en las elecciones celebradas el 30 de junio de 2015 al vigente mandatario y hermano mayor de Sentencia, Eduardo Pastor Santos. 105 cofrades capitulares –entre hermanos mayores y delegados de las 41 hermandades agrupadas- votaron por Atencia mientras que 96 lo hicieron en favor de Pastor. Cuatro delegados no acudieron a las urnas.


Desde ese preciso instante, Pablo Atencia asumía una de las más complejas tareas que existen dentro del mundo cofrade malagueño. Por delante, y hasta 2018, la Agrupación se marca una serie de retos a los que tendrá que hacer frente para definir, tras la anterior legislatura que sirvió para comenzar a mover la maquinaria, la que será la Semana Santa del futuro.


41 cofradías, una Agrupación

El primer desafío al que debe enfrentarse la nueva Junta de Gobierno de la Agrupación de Cofradías será la integración de todas las hermandades bajo una misma idea. Las elecciones dejaron patente la polarización en dos bloques de las cofradías, entre quienes volvían a apostar por el modelo de Pastor y los que buscaban una vía diferente con Atencia. La decepción para los primeros fue mayúscula, ya que meses antes convencieron al hermano mayor de Sentencia a que volviese a dar un paso adelante, tras las dudas generadas una vez que finalizó la Semana Santa.


En este sentido, Pablo Atencia ha optado por una política de gestos con los que propiciar el acercamiento y entendimiento con todas las visiones del espectro cofrade. La apertura de la Agrupación de Cofradías a todos los cofrades que deseen participar de su vida –más de 120 personas se apuntaron a las 17 comisiones creadas al efecto- y la asistencia a todos los actos de jura de cargos o efemérides que se celebran en los últimos meses, sin distinción de voto, hacen compartir momentos y da cercanía a la figura del presidente con el fin de lograr una unión que no se presenta fácil. Atencia ha incluido, igualmente, en su junta de gobierno a algunos hermanos mayores con responsabilidad orgánica que fueron apoyos directos de Pastor.


Por otra parte, la creación de una comisión para conceder el escudo de oro al presidente saliente, integrada por dos de los grandes apoyos de Eduardo Pastor en su legislatura –Mª Carmen Ledesma y Rafael López Taza-, crea un vínculo que podría permitir que las heridas cicatricen. No faltan, sin embargo, voces críticas con las que Atencia tendrá que lidiar por un bien que, con discrepancias o sin ellas, es común a todos los líderes de las hermandades.


La eterna guerra de los Estatutos

En las legislaturas de Rafael Recio al frente del ente cofradiero, la cuestión de reforma de los Estatutos comenzó como necesidad de adaptación a las normas marco que el Obispado de Málaga estableció en 2003 así como a las demandas del presente. Sin embargo, dos presidentes de la Agrupación más tarde, la solución no llega. El 23 de febrero de 2012 se aprobaban las nuevas normas en asamblea general extraordinaria para remitir a los servicios jurídicos de la Diócesis una copia para revisar y matizar.


En los últimos compases de la anterior legislatura, el delegado de Hermandades y Cofradías del Obispado de Málaga, P. Antonio Coronado, propuso la reforma de algunos puntos entre los que se incluye la reducción de delegados y el voto único por hermandad agrupada, imposibilitando una aprobación definitiva por parte de la anterior junta de gobierno, y aplazando sine die una decisión que tendrá que adoptar Atencia, que deberá cumplir tres años de mandato en vez de los cuatro que los nuevos Estatutos proponen, salvo que desde el Obispado se apruebe una disposición transitoria para alargar el actual mandato. Visto lo visto, la disposición se hará de rogar.


El Cabildo Catedralicio

La Casona de Santa María no deja de ser protagonista entre los retos de la nueva junta agrupacionista. Bien es conocida la problemática que el Cabildo Catedralicio plantea a todas las hermandades que realizan en Semana Santa su estación de penitencia en la Catedral Basílica de la Encarnación. La inflexibilidad de horarios bloquea, entre otras cuestiones, cualquier modificación posterior de horarios e itinerarios en las jornadas procesionales, si bien es comprensible que la Iglesia Diocesana defienda la celebración de sus cultos con normalidad. Escenas como las vividas por Rocío y Viñeros en sus procesiones extraordinarias, donde llegaron con antelación al Patio de los Naranjos aunque sin poder acceder hasta la hora estipulada.


Antonio Sánchez Herrera, responsable de la comisión de Cabildo Catedralicio y Parroquia de los Santos Mártires –feligresía a la que pertenece San Julián- será quien siente las bases de las relaciones con el Cabildo Catedralicio con el fin de facilitar las estaciones de penitencia y que los canónigos mantengan una buena relación con los cofrades malagueños. Las relaciones con la Iglesia en Málaga permanecerán en manos del Presidente de la Agrupación de manera directa.


analisisnov15

Horarios e Itinerarios, Sillas y Tribunas y Recorrido Oficial

Uno de los grandes cambios que la Agrupación deberá afrontar en los próximos años atañe a las 41 hermandades, la Orden de Servitas y la procesión del Resucitado será el cambio de horarios e itinerarios, así como del recorrido oficial. Las obras del Metro en la Alameda Principal no dificultarán las procesiones en el año 2016, si bien desde muchos sectores se demanda un cambio en el actual modelo de itinerarios oficiales. Las remesas de cobro de las sillas y tribunas en el mes de octubre impiden, por otra parte, cualquier cambio de localidades, dado que perjudicaría a los usuarios de aquellos espacios que dejarían de ser de paso obligado para las hermandades.


En la comisión de Horarios e Itinerarios, presidida por el delegado y ex hermano mayor de Sepulcro, José María Souvirón, ya se plantearon las primeras ideas sobre cambios en el recorrido oficial. La comisión que más cofrades y delegados integra será la que deba estudiar las propuestas ya existentes, entre las que se encuentran el Proyecto Centenario, en base al trabajo realizado por el pseudónimo Alejandro Marina, así como añadir posibles nuevas propuestas en materia de horarios e itinerarios, cuyos primeros retazos de cambios se vieron el pasado Viernes Santo aunque sigan demandando cambios generales con urgencia. Para ello, los hermanos mayores de las cofradías agrupadas deberán responder, por lo pronto, a un cuestionario para escuchar y recabar todas las propuestas.


Uno de los cambios que sí plantea ya de manera seria la Agrupación de Cofradías para el nuevo recorrido oficial es que la venia se pida, como debe ser lógico, antes de acceder al recorrido oficial. De ello dependerán los cambios que se avecinen, y que podrían suponer la desaparición de la tribuna principal tal y como está entendida en la actualidad –si es que alguien la entiende-. Desde el Domingo de Resurrección se podrá comenzar a ver ese futuro.


Por otra parte, la reforma de horarios e itinerarios y recorrido oficial conllevaría un cambio en las localidades del mismo, suprimiendo aquellos lugares que no contemple. La reubicación de los actuales usuarios es el primer objetivo, y regular el uso y disfrute de los asientos es algo en lo que la Agrupación ya está trabajando. Quedará por ver, en los próximos años, la posibilidad de establecer el sistema rotatorio de sillas anunciado en los meses previos a las elecciones.


Resucitado y Reina de los Cielos

Los Sagrados Titulares de la Agrupación de Cofradías son uno de los puntos que, con el paso del tiempo, parecían no encontrar salida ni horizonte. La procesión del Resucitado, carente de interés para el público en general y con dificultades para salir adelante por parte de la Agrupación de Cofradías, comienza a ser estudiada al milímetro. La creación de una comisión bicefálica presidida por Rafael González y Antonio Muñoz –hermanos mayores de Humildad y Paciencia y Monte Calvario, respectivamente- y su desvinculación de los cultos que no tengan que ver con las tallas de Capuz y Álvarez Duarte permite centrarse en la misión de mejorar su cortejo y puesta en escena.


El nuevo trono del Santísimo Cristo Resucitado es uno de los principales objetivos de esta área, toda vez que la anterior junta de gobierno ya realizaba reservas económicas para su ejecución. El diseño de Fernando Prini, ya aprobado, no contempla la inclusión del grupo escultórico con el que inicialmente fue concebido para procesionar el Resucitado, aunque voces expertas han solicitado su inclusión, tanto dentro como fuera de la institución. Pendientes de unos flecos, los autores están definidos para comenzar su acometida cuanto antes.


Por otra parte, el trono de la Reina de los Cielos demanda con urgencia una revisión y modificación o cambio de sus elementos, deteriorados por el paso del tiempo y los constantes movimientos en el interior de las dependencias del Hospital de la Caridad. Un diseño unificado de todo el conjunto podría acrecentar la puesta en escena de la Titular mariana en la calle. Los cultos del pasado mes de septiembre demostraron que es posible un cambio de tendencia y cercanía hacia las imágenes de la Agrupación de Cofradías.


Centenario de la Agrupación de Cofradías

En el año 2021, la Agrupación decana de España cumplirá su primer siglo de vida. A nadie escapa que el ente celebrará esta efeméride por todo lo alto dado que, en la presentación de la candidatura de Pablo Atencia, el periodista y responsable del gabinete de Comunicación de la Agrupación de Cofradías, Paco García, comunicó que existe un dossier que incluye diversas propuestas iniciales. Entre ellas, la celebración de una magna procesión de la que se desconocen los detalles, si bien muchos apuntan a que las cofradías fundadoras -El Rico, Sangre, Esperanza, Sepulcro,  Misericordia, La Puente, Expiración, Fusionadas, Soledad de San Pablo, Huerto, Pollinica y Victoria- participarían en ella.


Esa comisión, que cuenta con su primer miembro en el cofrade y ex hermano mayor de Prendimiento Pedro Gallego, tendrá por objetivo integrar a lo mejor de cada casa hermandad: Desde la veteranía de la experiencia y los estudiosos cofrades hasta las jóvenes promesas que están irrumpiendo en todas las realidades cofrades. Reservar el privilegio exclusivamente a figuras de remarcado postín, “de profesión pregoneros” y cofrades de amplia trayectoria sería una estrategia poco recomendable a seguir para una celebración coral y que marcará un hito nuevo en la historia de la ciudad.


Epílogo

Cerca de cumplirse los cien primeros días de cortesía, la nueva Agrupación parece dispuesta a cambiar la realidad de la Semana Santa malagueña. Desde pequeños gestos a grandes medidas, la labor de Atencia podrá valorarse completamente una vez que, en 2018, vuelvan a abrirse las urnas para decidir el futuro. Mientras tanto sólo caben toda la suerte, apoyo y ánimo del mundo.

jm
Más en esta categoría: « La “inventiva” iconográfica dieciochesca: Fray Isidoro de Sevilla y la Divina Pastora Dos objetivos para la vida cofrade »
volver arriba